SED TODOS BIENVENIDOS

DESDE MI PANTALLA es un blog que nace con la ilusión de que en él vayan apareciendo mis poemas, algunos ya publicados en Facebook, otros serán nuevos. También aparecerán relatos que ya han sido publicados en otros foros, especialmente en el "Tintero virtual". No tiene otra pretensión que darlos a conocer y que el/la que quiera pueda comentarlos si así es su deseo. Todos los comentarios son bienvenidos.

jueves, 26 de mayo de 2011

EL VIAJE QUE NUNCA HICE

El viaje que nunca hice tiene mucho que ver con tu adolescencia perdida y con un tiempo pasado al que me gustaría ir para recuperar la memoria de las sensaciones y ser , así, el heraldo de tu tiempo pretérito.

Parece ser que en tu aldea los inviernos eran duros y era difícil caminar por los caminos llenos de barro.  No puedo imaginarme tu pequeña figura luchando contra los elementos, calzando unos zuequitos y con los libros atados por un cordel; sobre todo ahora que eres un abogado de prestigio y vives en la ciudad.

Viajar por el tiempo hasta tu pasado, soñar, hace que comprenda mejor tus prolongados silencios, algunas veces tan herméticos que duelen. Mi viaje hasta ti tiene que ser sosegado y tierno para que mi curiosidad no quiebre el hechizo de la nostalgia misteriosa que te envuelve.

Ansío saber hacia dónde dirigías la mirada de medio-hombre cuando pasabas la tarde en la era con tus hermanas, a qué sabían las manzanas aquellas que andaban esparcidas por el suelo. No conozco los olores que el viento traía en tus veranos, los paseos en el viejo caballo ciego de tu padre ni el escondite en el que camuflabas la fruta como si fuese un tesoro.

Ser tus ojos antiguos. Ser tu piel  para notar la sensación del agua fría del río en Gabieiras y el sol secándote mientras tú, sentado en la hierba, ves pasar el tiempo vagaroso de las vacaciones. Ser el eco de la voz de tu madre en tus oídos llamándote para la cena y la música que llevas dentro. Mi vida en la tuya.

Pero yo no estaba en ti. Me queda lejos tu despertar masculino, repleto de novedades, y aquella primera fiesta en la que conociste a Covadonguita, la chica que hizo latir tu virilidad hasta convertir tu deseo en un volcán desbordado. Quisiera ser, aquel día, la sensación del roce de la piel suave en tu piel; ser la piel suave.

La envidia de lo que has sido y vivido hace que tenga celos del pensamiento que no me dedicas porque es, un poco, como una traición.

Difícil y largo viaje me propongo, sin una ruta que me indique el rumbo de tu historia y sin conocer mi destino exacto; diviso y presiento la lucha de mi poesía languideciendo contra la tuya en un combate sin final donde el horizonte nunca se alcanza.

---------------------------
María Villar
© Todos los derechos reservados
---------------------------------

(Publicado en el periódico La Voz de Galicia: Relatos de Verán- Agosto 2000/ Publicado por Editorial Ir Indo, Colección Narrativa Febrero 2001)


 
(Imagen de Internet)
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario