SED TODOS BIENVENIDOS

DESDE MI PANTALLA es un blog que nace con la ilusión de que en él vayan apareciendo mis poemas, algunos ya publicados en Facebook, otros serán nuevos. También aparecerán relatos que ya han sido publicados en otros foros, especialmente en el "Tintero virtual". No tiene otra pretensión que darlos a conocer y que el/la que quiera pueda comentarlos si así es su deseo. Todos los comentarios son bienvenidos.

sábado, 2 de julio de 2011

HISTORIA DE FÉLIX (III): Cuca

Félix tiene un hermano gemelo, Quico, que es igual en todo a él sólo que más oscuro porque el pobre pasa bastante frío en la casa en la que vive. Quico es muy tranquilo, demasiado para aquellos que estamos acostumbrados a las travesuras de Félix. Quico tiene una amiga, Cuca, que está loca por él pero, la verdad, es que Quico no le hace mucho caso por más que ella intenta llamar su atención dando toda clase de saltos y piruetas...

La primera vez que Félix vio a Cuca quedó prendado de ella. Él estaba en la ventana de la cocina tomando los últimos rayos de sol de la tarde, desde allí podía ver bien el jardín y las fincas de las otras casas por las que, a veces, andaban gatos a la espera de algún ratón. En estas estaba, cuando súbitamente Félix se irguió y se quedo mirando fijamente hacia un punto determinado del jardín. Allí, al lado de un tiesto de geranios estaba Cuca acicalando su largo pelo. En verdad era una belleza de angora, el lustroso color negro de su lomo contrastaba con su pecho albo, los ojos interrogantes eran como dos estrellas amarillas y rientes y su cola larga y tupida parecía capaz de abrazar cálidamente.

Félix no le quitaba ojo y para estar más cerca cambió de ventana y desde su nueva posición empezó a maullar con mucho mimo y a llamar la atención de Cuca, hasta que consiguió que ella lo mirase. Yo opté por bajar al jardín con Félix para que jugase un poco e hiciese algo de vida social. El recibimiento de Cuca fue notable, no era lo mismo ver un lindo gatito allá arriba indefenso en una ventana, que verlo allí mismo acercándose a ella y dispuesto a todo. Cuca escapó corriendo y se coló, de un salto, por una ventana del bajo. Por los cristales de una de las habitaciones Cuca miraba a Félix entre intrigada y temerosa. Yo tomé a Félix en mis brazos y subí a mi piso con un gato absolutamente contrariado.

-------------------------FIN PARTE III------------------------------------------------------------------------

María Villar © Todos los derechos reservados

-------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario