SED TODOS BIENVENIDOS

DESDE MI PANTALLA es un blog que nace con la ilusión de que en él vayan apareciendo mis poemas, algunos ya publicados en Facebook, otros serán nuevos. También aparecerán relatos que ya han sido publicados en otros foros, especialmente en el "Tintero virtual". No tiene otra pretensión que darlos a conocer y que el/la que quiera pueda comentarlos si así es su deseo. Todos los comentarios son bienvenidos.

miércoles, 27 de junio de 2012

HADA DE LOS SUEÑOS

Tú no la ves
pero está siempre,
trabajando en un mágico taller
lleno de horas de colores inabarcables,
tejiendo tapices con flores de naranjo,
palabras alumbrando al mundo cánticos de grillos.

Lleva una luz colgada de sí misma,
albas en su espíritu de río transparente,
abriendo caminos ambulantes
entre oscuros vientos dormidos
y veredas de blancura fulgurante.

A veces encuentra viejas letanías aletargadas,
melancolías alucinantes de pretensiones interminables,
que intentan detener su alma fugitiva
sin lograr ahogarla en una marejada de mudez.

Es ella,
el Hada de los Sueños,
la que porta en su frente una estrella,
la que posee gallardía de diosa mitológica,
capaz de detener su vuelo en el aire
y con un soplo de sus chispas encender las ilusiones.

Algunas tardes oigo cerca su batir de alas
y la brisa me trae su voz liviana.
La conozco, la he visto al fresco de su risa pura,
regalando tiempo y atardeceres de café.
Cuando la pienso sé que he tenido suerte
de que cruzara el cielo de mis letras.

Me gustaría ser rayo de sol en su ventana,
flor en su mano si la siento triste,
frágil también, humana, entre desafueros y pedazos de agonía.


(Dedicada a Raquel Viejobueno Rodríguez con mi admiración, respeto y afecto)

--------------------------------------------------------------
María Villar Portas © Todos los derechos reservados
----------------------------------------------------------------












sábado, 23 de junio de 2012

JUEGO DE SOMBRAS



Negra nube planeas en tarde dorada,
sombra oculta entre añiles de mar
que mece mis maneras sutiles,
me dueles antes de sentirte presente,
asombras las piedras que piso firme.

Conoces el refugio que visito
camuflada entre músicas de lluvia y pétalos,
persigues mi corazón apurado,
dolorido quizás, asustado;
ríes cual hiena buscando despojos
mas no me hallarás de hinojos
esperando el golpe de tu mordedura.

Olvidas que nací sirena,
navegante impregnada de sal y mares profundos,
nocturnos de estrellas fugaces,
nadadora de distancias siderales.

Imposible alcanzarme entre arrullos de olas,
sombra soy de espuma y vestido azul
que cabalga ligera de sedas
siempre delante de la estela;
me dirijo al fluorescente infinito de mi reino,
asombras sólo el lugar de recuerdos inciertos.
Flor a la deriva entre marejadas oscuras,
náufraga en el reflejo de unos ojos que ya no te miran.



----------------------------------------------------------------
María Villar Portas © Todos los derechos reservados
----------------------------------------------------------------------------



      (Imagen de Internet)


viernes, 15 de junio de 2012

Aquí está mi primera colaboración en la Revista Pulso-Digital:

http://bauhome.es/literatura/maria-villar-portas-escritora-y-poeta

lunes, 11 de junio de 2012

SANTUARIO DE ARELAS / SANTUARIO DE ANSIAS

Mar,
entre paredes escoito aínda
o bater das túas ondas
agachadas nos recantos da beleza;
escumas de neve envolven o teu recendo,
escolma de marusías e vento afiado,
deixando tecido encaixe sobre area loura.

Es irmán de mariñeiro melancólico,
que debruzado na varanda da azul fronteira,
nun barco de viaxeira ilusión,
vai na procura dun caudal prateado
saudando á primeira estrela da tarde.

O sol arrinca faíscas da túa pel fría
deixando cega a miña atlántica ollada,
escollida nesta ribeira da vida branca
para estourar cos feixes do solpor.

Espallas o teu doce sal, foulas de auga
desta ría ourilucente protexida das Illas
e dos deuses que buscaron abeiro
nestas praias de lúa
nas noites de treboento inverno.

Mar ourive dos rochedos,
latexos de diamante azul agarimoso,
arrolas miñas noites de ave insomne
arredando arriscados pensamentos,
pousando o teu riso de serea
no meu santuario de arelas.

----------------María Villar Portas © Tódolos dereitos reservados


Mar,
entre paredes escucho todavía
el golpear de tus olas
escondidas en las esquinas de la belleza;
espumas de nieve envuelven tu aroma,
antología de marejadas y viento afilado,
dejando tejido encaje sobre arena dorada.

Eres hermano de marinero melancólico
que, acodado en la baranda de azul frontera
en un barco de viajera ilusión,
va en busca de un caudal plateado
saludando a la primera estrella de la tarde.

El sol arranca chispas de tu piel fría
dejando ciega mi atlántica mirada,
escogida en esta ribera de la vida blanca,
para estallar con los haces del atardecer.

Esparces tu dulce sal, polvillo de agua
de esta ría oriluciente protegida de las Islas,
y de los dioses que buscaron resguardo
en estas playas de luna
en noches de tormentoso invierno.

Mar, orfebre de roquedos,
latidos de diamante azul amoroso,
acunas mis noches de ave insomne
apartando arriesgados pensamientos,
posando tu risa de sirena
en mi santuario de ansias.

-------------- María Villar Portas © Todos los derechos reservados


SON / SOY

Luz ferruxenta do abrente
acomoda lizgaira silueta do día
entre carballos e penedos.
Albíscanse en lonxanía de horas
bosques de inxel gasa bretemosa,
deitada e reidora en verde veludo,
orballada herba que terma do mundo,
afastada de cantigas e saudades.

Veño da terra. Son.

Veño do mar belido de escuma
percorrendo corpos lanzais,
debruzados en areas desfeitas,
destelladas polas ondas esquecidas.

Vou na procura dun ronsel
que me leve do desterro azul
ata as roseiras ventureiras do ceo,
cheo de chorimas tremelucentes
e mananciais de donda música.

Veño da terra.
Son fuxidía sombra do solpor.
--------------------------------------
María Villar Portas © Tódolos dereitos reservados


Luz oxidada de la aurora
acomoda graciosa silueta del día
entre robles y rocas.

Se divisan en lejanía de horas
bosques de ligera gasa brumosa,
echada y reidora en verde terciopelo,
orvallada hierba que sostiene el mundo,
apartada de cánticos y nostalgias.

Vengo de la tierra. Soy.

Vengo del mar hermoso de espuma
recorriendo cuerpos esbeltos
caídos en arenas deshechas
despojadas por olas olvidadas.
Voy en búsqueda de una estela
que me lleve del destierro azul
hasta los rosales silvestres del cielo
lleno de flores de retama titilantes
y manantiales de plácida música.

Vengo de la tierra.
Soy huidiza sombra del crepúsculo.
------------------------------------------
María Villar Portas © Todos los derechos reservados




FILLA DA TERRA / HIJA DE LA TIERRA

Tralos montes agachada lúa,
sutil silencio negro entre as penas,
reflicte arboredas no seu seo;
soan músicas sobre a ramaxe
ateigada de rechouchíos durmidos.

O antigo reclamo da penumbra
fuxirá co tránsito do sol
para que chegue a única transparencia do ceo.
Aquelas silandeiras nubes inmaculadas
virán dende os xardíns afastados do alén
a temperar o ritual da espera
mentres o mar bica os lenzos das horas.

Onde queda a materia sonora da escuma?
U-lo balbordo das fontes?
Debería saber o río do seu nacemento cativo
nutrido de fina choiva e neve derramada;
o pranto dos antergos viaxa aínda,
sen retorno, nas súas ribeiras,
acariñando luídas pedras escintilantes,
fillas da terra, da chuvia, do sol e da noite.

Quixera eu saber:
por qué vibran as cordas das lembranzas
ó paso deste vento desvelado?
Por qué compartimos tanto silencio nas cidades?
Se todos somos nostalxias desvalidas
a camiñar pola mesma existencia…

Quizáis decline, un día, o diálogo de terra e ceo.
Esclarecerase entón o meu reino demorado
e as doces sensacións deixarán o efémero
para xemer co tremor da brisa nas flores.

------------------------------------
María Villar Portas © Tódolos dereitos reservados


Tras los montes escondida luna,
sutil silencio negro entre las peñas,
refleja arboledas en su seno;
suenan músicas sobre la enramada
repleta de trinos dormidos.

El antiguo reclamo de la penumbra
huirá con el tránsito del sol
para que llegue la única transparencia del cielo.
Aquellas silentes nubes inmaculadas
vendrán desde los jardines apartados del más allá
a templar el ritual de la espera,
mientras el mar besa los lienzos de las horas.

¿Dónde queda la materia sonora de la espuma?
¿Dónde el alboroto de las fuentes?
Debería saber el río de su nacimiento menudo
nutrido de fina lluvia y nieve derramada;
el llanto de los antepasados viaja todavía,
sin retorno, en sus riberas,
acariciando desgastadas piedras brillantes,
hijas de la tierra, de la lluvia, del sol y de la noche.

Quisiera yo saber:
¿Por qué vibran las cuerdas de los recuerdos
al paso de este viento desvelado?
¿Por qué compartimos tanto silencio en las ciudades?
Si todos somos nostalgias desvalidas
caminando por la misma existencia…

Quizás decline un día el diálogo de tierra y cielo,
se esclarecerá entonces mi reino demorado
y las dulces sensaciones dejarán lo efímero
para gemir con el temblor de la brisa en las flores.
---------------------------------------
María Villar Portas © Todos los derechos reservados