SED TODOS BIENVENIDOS

DESDE MI PANTALLA es un blog que nace con la ilusión de que en él vayan apareciendo mis poemas, algunos ya publicados en Facebook, otros serán nuevos. También aparecerán relatos que ya han sido publicados en otros foros, especialmente en el "Tintero virtual". No tiene otra pretensión que darlos a conocer y que el/la que quiera pueda comentarlos si así es su deseo. Todos los comentarios son bienvenidos.

domingo, 30 de marzo de 2014

MEMORIA DE PARÍS (I)



MEMORIA DE PARÍS (I)






Recuerdo el otoño en que llegué a París con mi mochila al hombro y la cabeza llena de sueños. A mi alrededor sólo caras extrañas y brillantes. Yo sonreía a través del tránsito de aquel polvorín y me empeñaba en ver colores en un mundo de calles. La ilusión tiene un poder excitante y yo me había matriculado en un curso de francés para extranjeros en La Sorbonne, así que pensaba que el mundo era mío tan sólo por eso.

Mi objetivo: buscar, primero de nada, la exigua buhardilla que sería mi hogar, en un edificio destartalado de Montmartre, sin rendirme ante la ciudad imponente.  Siendo yo de ciudad pequeña no medí mis fuerzas, me equivoqué una y otra vez, consumí mucho tiempo en perderme. Exhausta y hambrienta me decidí a tomar uno de aquellos taxis-kamikazes que, al primer acelerón, lograban sacarte el corazón por la garganta.

Sólo la luna sobre el Campo de Marte me iluminó en aquel momento ácido que amenazó con hacerse constante.

Conseguida mi meta, me apeé de aquel tiovivo rodante en una calle que me disparó sus olores a la cara sin previo aviso. En el bajo, del que iba a ser en adelante mi edificio, había una tienda, de esas de barrio, en la que parecía haber de todo, y, entre otros comestibles, las frutas y verduras parecían ser su especialidad. En esa hora, previa al cierre, el que debía ser el tendero barría hacia afuera, con furia, los restos de una jornada de desperdicios, sin molestarse en recoger nada. De mediana estatura, pelo rizado oscuro y tez morena su aspecto no era para nada francés. Por un instante levantó la cabeza y me hizo una mueca que interpreté como un saludo, o así quise creerlo. Él siguió a lo suyo mientras yo me colaba por una gran puerta entreabierta y me internaba por el túnel oscuro que me conduciría a mi morada.

No había ascensor. Me dispuse a escalar aquellos peldaños de carcoma pura que crujían bajo mis pies, como si fueran a quebrarse en cualquier momento. Al pasar por delante de las puertas de cada piso podía oír las voces de sus moradores. Yo tenía que preguntar en el 3er "étage" por Madame de la Rosière, una dama muy venida a menos, que había vivido en España durante años y conocido a Mariana, la madre de mi amiga Celia con quien tuvo negocios de flores y quien había comprado el ático de  Madame  para tener dónde alojarse en sus viajes a París. Gracias a mi amistad, con su hija Celia, Mariana me prestaba su vivienda muy amablemente y mientras me hiciese falta.

El olor a humedad de la escalera sólo era comparable al hedor de la propia calle, me preguntaba en dónde me había metido. Ya me encontraba mareada, y casi al borde de la histeria, cuando llegué a la puerta de Madame de la Rosière. Llamé con los nudillos con suavidad, o, tal vez, timidez, y al no responder nadie llamé otra vez con más energía.

Oí murmullos y unos pasos que se acercaban, menudos, aunque rápidos, y al abrirse la puerta me encontré con una mujer pequeñita, canosa y con un pronunciado ceño. Me presenté y, al instante, toda su cara se transformó en una gran sonrisa.

© María Villar Portas


                                       ---------------------------------------------------------------------------
La Torre Eiffel desde el barrio de Montmartre

                                                      (Imagen de Internet)

 

 

 

viernes, 21 de marzo de 2014

NOCTAMBULACIONES (I) - NUEVO POEMARIO







Queridas amistades tengo el placer de presentaros un nuevo poemario de mi autoría, NOCTAMBULACIONES (I).

En esta publicación se recogen 70 poemas cuyo tema central gira en torno a la noche y su poder de atracción, ese que tantas veces oculta, o pone de relieve, diversos aspectos de la vida y los sueños.

"Este conjunto de poemas recogidos bajo el nombre de NOCTAMBULACIONES son una muestra precisa de mi ser noctámbulo y de  mis cavilaciones nocturnas, el título es precisamente una combinación de ambas palabras" (María Villar Portas)

Para la portada de este poemario se ha contado con la colaboración inestimable de la artista italiana Paola Senesi, quien, desinteresadamente, ha autorizado el uso de su obra NOTTURNO CON CASTELLI para embellecerla. Desde aquí vaya para ella toda mi gratitud y simpatía, así como la invitación a que visitéis su página web en la que podréis sumergiros en un mundo fantástico de color y magia:
www.paolasenesi.it
En esta página web en el apartado Illustrazioni-Poesie podréis ver la mención a este poemario.

http://www.paolasenesi.it/poesie.html


Características:

Género: Poesía
Nº de páginas: 114
Precio: 15 € (precio para todo el territorio nacional, resto de países consultar tarifas)


Dirección de contacto para pedidos: E.CALPVRNIA@gmail.com

Todas aquellas personas interesadas en adquirirlo deberán escribir un correo electrónico a la dirección arriba indicada aportando los datos siguientes:

- Nombre y apellidos
- Dirección postal completa (Calle/plaza, número, piso, código postal, población, país)
- Número de ejemplares que desea
- Dirección e-mail de contacto

Una vez que se reciban estos datos la editorial se pondrá en contacto con la interesada/o para comunicarle el número de cuenta en la que se abonará el pedido o para informarle de cualquier duda que pudiera surgir.

Los ejemplares se envían por correo certificado.


miércoles, 19 de marzo de 2014

HE AQUÍ ÚNICA/ VELAQUÍ ÚNICA


HE AQUÍ ÚNICA

He aquí mi carne,
sola
en el vértigo de mis parámetros,
única...
en la solana de mis horas,
dueña de los pasajeros sin cuerpo,
aquellos que despedazan el alma
contra los llantos nostálgicos del día.

Es absurdo este pensamiento
repleto de alabanzas
que se atrapa en las noches de silencio
para esconder su rostro
en un abrazo de luna.

Pausada va esa hermosura de plata
que todavía humedece el invento de las emociones
en los crespúsculos que se oxidan en el horizonte.

Soy el eco que enreda salvaje
tus instantes quebrados de gemidos,
custodio tus consignas amorosas,
que no se pierdan entre los jamás y los quizás,
mientras aún resuenan las agujas de los minutos
más allá del mar, más allá de la aurora
que encuentro cada día
en la desbandada de asfixiados árboles.

Broto entonces
en la oquedad de tus manos,
esas que cerraron las páginas
del último adiós.

---------------------------------------------
© María Villar Portas
---------------------------------------------

VELAQUÍ ÚNICA

Velaquí a miña carne,
soa
na vertixe dos meus parámetros,
única
na solaina das miñas horas,
dona dos pasaxeiros sen corpo,
aqueles que desmembran a alma
contra os prantos saudosos do día.

É absurdo este pensamento
ateigado de gabanzas
que se atrapa nas noites de silencio
para agachar o seu rostro
nunha aperta de lúa.

Vagarosa vai esa fermosura de prata
que aínda molla o invento das emocións
nos solpores que se oxidan no horizonte.

Son o eco que enlea salvaxe
os teus instantes crebados de xemidos,
custodio as túas consignas amorosas,
que non se perdan entre os xamais e os quizais,
entrementres resoan as agullas dos minutos
alén mar, alén o abrente
que atopo cada día
na desbandada de oufegadas árbores.

Agromo entón
na cunca das túas mans,
esas que pecharon as páxinas
do derradeiro adeus.

----------------------------------------------------
© María Villar Portas
----------------------------------------------------
 
 

                                                     (Imagen de Internet)


                                            

lunes, 10 de marzo de 2014

MODIFICACIONES EN ROJO / XVI


-XVI-

Vuela tu amor en una cometa al viento presente en todas partes mientras veo el color de la tierra prolongándose en tus ojos siempre infinitos, cada uno de tus soplos invade de bondad la letra que pronuncias.

En estos momentos tan sólo puedo besar el solar de tu manos que a cada caricia me transmiten tu luz de primavera sobrecogedora. Ya viene ahí la calidez de su resplandor fecundo que se llevará ese adorno de sombras sobre tu lecho.

Vuelvo sobre mis pasos una y otra vez y quiero una paz suficiente que tranquilice tu aliento en el susurro de tu nombre, madre.

Detestaré siempre este fuego que ha herido cada peldaño que ha crecido su verticalidad, sin darnos cuenta, tratando de separarnos, y no quiero ceder ni un milímetro de tu piel para su causa lúgubre.

Veo ángeles alzarse a tu alrededor, y no sé si es un espejismo, o el recuerdo de mi memoria, el que ha construido un cielo lleno de estrellas en días tan nublados para cobijarlos a todos, sólo para ti.

Me aferro al deseo de ver crecer más horas a tu lado para ayudarte a respirar en libertad ese sol de cada día que nos parece tan lejano.

Casi no reconozco mi voz de tanto clamar por un nuevo mediodía que abra senderos entre las ramas del abeto que nos contempla desde el parque.

Ahora sé que no quiero curarme de ti.


---------------------------------------------
© María Villar Portas
---------------------------------------------
                                        
                                       (Imagen de Internet modificada)

miércoles, 5 de marzo de 2014

NUEVA COLABORACIÓN EN REVISTA LUKE Nº 154, SECCIÓN 3 POEMAS

Queridas amistades tengo la satisfacción de presentaros una nueva colaboración en la Revista Luke, un espacio para la literatura y el arte contemporáneos. Espero que os guste.

http://www.espacioluke.com/2014/Enero2014/villar.HTML